Inicio / ¿Cómo Funcionamos?

¿Cómo Funcionamos?

CoopHalal es una cooperativa de servicio primera y atípica en España que no funciona con prestamos con Interés sino con el principio Participación y Reparto de Beneficios y Pérdidas (RBP) en los resultados de los proyectos. Su funcionamiento es casi similar al funcionamiento de un banco islámico en su vertiente de intermediario entre los Ahorradores y los Inversores.

Por una parte, La CoopHalal recibe las aportaciones de sus socios que empiezan desde la cuota mínima obligatoria de cada socio,  hasta cantidades que puede aportar a la Cooperativa cada socios con el objetivo de invertirlos.

Por otra parte, la cooperativa recibe también Proyectos de sus socios (con presupuestos y cantidades que se pueden devolver a corto o medio plazo), para los cuales se solicita financiación.

La cooperativa, con la disponibilidad de un fondo suficiente puede financiar un proyecto si se ajusta a los siguientes criterios:

Criterios de valoración de los Proyectos

  • Conforma con los principios de la Shari´a, es decir, el proyecto tiene que ser Halal/Lícito desde el punto de vista de la ley islámica. No puede ser en algún sector de los descartados por la Shari´a como el Alcohol, el vino, productos de porcino, armamento, etc. Este estudios se lleva a cabo por el Comité Shari´a de CoopHalal compuesto por expertos en Shari´a Islámica y en negocios.  Se pueden aportar modificaciones en el proyecto en caso de necesidad para que sea conforme a la Shari´a.  Una vez se confirma su conformidad con dichos principios, el proyecto puede pasar a la siguiente fase.
  • Viabilidad Económica del proyecto, a través de un estudio estricto y rigoroso elaborado por el Comité Técnico de CoopHalal con la colaboración del emprendedor presentador del proyecto, si el proyecto goza con una mayor viabilidad económica aceptable como para poder financiarlo, este pasa a la Financiación.

Modo de financiación de CoopHalal

CoopHalal aplica dos tipos de contratos de tipo Mudarabah: Uno con el Depositante y otro con el emprendedor

Con el emprendedor, la cooperativa firma un contrato de Mudarabah Muntahia Bi tamlik (financiación con finalidad de compra). Con este contrato el emprendedor recibe la Financiación Parcial, nunca Total (el emprendedor tiene que disponer de una parte del capital en Fondos propios) para montar su negocio.

Una vez financiado el negocio, se calculan los resultados periódicamente, dependiendo de la naturaleza de cada proyecto, se restan todos los gastos necesarios al mantenimiento del negocio, y el resto, como Beneficio Neto de cada periodo, se reparte con la cooperativa en porcentajes correspondientes a su aportación al negocio.

Ejemplo práctico:

Si la cooperativa  financia el 100% del capital del negocio, al final del periodo (mes por ejemplo), el Beneficio Neto se reparte a la mitad (50%, 50%) ya que la cooperativa ha puesto el Capital y el emprendedor su Trabajo. Si la Cooperativa pone solo el 50% del capital necesario, al final del mes recibe solo el 25% que corresponden a la mitad del capital.

El Emprendedor, de su parte de Beneficios, se compromete a devolver una parte para amortizar el capital que le ha proporcionado la cooperativa. La parte de los beneficios de la cooperativa va decreciendo con la devolución del capital “prestado” hasta quedar en cero, y la del emprendedor creciendo hasta quedar en el 100%. Llegando a este punto el emprendedor habrá devuelto toda la deuda a la cooperativa y por lo tanto se queda con  todos los beneficios y el negocio en su propiedad y la cooperativa habrá recuperado su capital más los beneficios que ha ido generando el negocio durante todo este periodo.

Seguimiento y Auditorías

El seguimiento y la auditoría en cada proyecto, se lleva a cabo por dos partes:

  • Los mismos cooperativistas, participantes, pueden hacer un seguimiento de cerca de la evolución  del negocio financiado, ya que son ellos que lo han financiado, pero eso no les da ninguna autoridad para actuar. Ellos pasan sus comentarios y observaciones a la dirección de CoopHalal, esta última es la que tiene el poder de actuar en caso de desviación del negocio del proyecto presentado al principio, o incluso si se remarca una devolución decreciente del negocio o alguna interrupción de la evolución normal del negocio, la Administración de Coophalal es la que tiene que tomar las decisiones oportunas al respecto.
  • Por otra parte, los Dispositivos de CoopHalal encargados del seguimiento de la contabilidad, la gestión y el desarrollo de cada negocio, tienen el poder y la obligación de hacer el seguimiento más estricto posible para preservar los derechos tanto de los depositantes como del emprendedor mismo. En caso de que éste necesita un asesoramiento, una formación o cualquier otra necesidad para el buen desarrollo del negocio, CoopHalal velará por proporcionarle cualquier ayuda necesaria al respecto.

Garantías y Precauciones

Como bien se sabe, que para que un proyecto sea Halal, las dos partes del proyecto (ahorrador y emprendedor) tienen que asumir el riesgo y por lo tanto reparten los resultados finales. Pero aun así y por obligación de ley en CoopHalal tenemos algunas garantías para que no tengamos pérdidas al menos del capital invertido en el proyecto. Entre estas garantías:

  • Por ley, el capital de la cooperativa está en una cuenta bancaria de un banco nacional Español, para garantizar el derecho de los ahorradores en tener sus ahorros cercanos u en el mismo país donde opera la Cooperativa.
  • Por Estatutos, tenemos la obligación de tener 3 Fondos, que se descuentan de los beneficio netos anuales de la cooperativa antes de su repartición:
    • Fondo de Garantía Social: es un fondo al cual va el 20% de los beneficios netos anuales de la Cooperativa, una vez saturado ya no se aporta más. Este Fondo responde en caso de pérdidas en algún año o en algún proyecto, pagando para recuperar el capital, y si se puede dar, para beneficio también.
    • Fondo de Formación: es un fondo al cual va el 10% del beneficio neto anual de CoopHalal. Este Fondo sirve para organizar formaciones relacionadas con la gestión de los proyectos o con el cooperativismo, en beneficio de todos los cooperativistas que la necesitan.
    • Fondo de Reserva: en este fondo, por ley, tiene que quedar en líquido el 15% del capital de la Cooperativa antes de invertirlo.
  • Un seguro es obligatorio para cada proyecto que se ponga en marcha, ya que responde en caso de pérdidas o disfuncionamientos.
  • Un Estudio muy estricto tanto del proyecto, el cual tiene que ser un proyecto con alto grado de viabilidad económica como social, con compromiso con la sociedad y el bienestar de las personas. Como también de la persona que presenta el proyecto, con el objetivo de asegurase de la responsabilidad de esta persona, y su cumplimiento de la ley tanto legislativa como ética y moral ( por ejemplo, no estar en una lista de morosos, o cualquier otro reproche que pueda tener).

Con todas estas garantías, velamos desde CoopHalal y con la colaboración de todos los participantes en ella a dar un buen ejemplo y modelo a seguir por otros demás actores económicos.